martes, 27 de octubre de 2009

¿Cómo se hace un mapa en Braille?


BRAILLE Y CARTOGRAFÍA TÁCTIL


Teresa Barrientos Guzmán

Educadora Diferencial Especialista en Trastornos de Visión
Mg.  Educación diferencial
Co investigadora Proyecto OEA Centro de Cartografía Táctil*
Universidad Tecnológica Metropolitana Chile
teresabarrientos@vtr.net



Es bien sabido que el sistema Braille es una importante herramienta de lectoescritura para las personas con discapacidad visual, ello se manifiesta en que permite que la persona ciega pueda acceder a todo tipo de texto, lo cual tiene como consecuencia el conocimiento de la ortografía, los signos de puntuación, la estructura general del texto, así como también el acceso a la información contenida en mapas y maquetas adaptados.

La Cartografía es una ciencia de la comunicación visual que permite la representación gráfica de diferentes zonas geográficas, una rama reciente de ésta es la Cartografía Táctil, cuyo quehacer consiste en elaborar mapas en relieve, cuya información puede ser captada a través del tacto, por lo tanto están preparados para ser captados por las personas ciegas.

El Braille representa información a partir del lenguaje oral, todo lo que hablamos, sentimos o pensamos, todo lo que vemos o tocamos puede ser representado como lenguaje escrito a través del Braille, esto permite dentro de la cartografía táctil darle un sentido a los elementos que se recorren.

Parte muy importante de la elaboración de la cartografía táctil dice relación con el Braille, puesto que cada mapa necesita su propia leyenda y simbología. Así tenemos que, a través del Braille, se entrega información de diferentes niveles:
 Información general, vale decir, nombre del mapa, fuente.
 Información específica, entendiendo por ésta, la “traducción” de lo que simboliza cada textura, cada línea o relieve del mapa (capital, límite internacional, río, clima seco, etc.).
 Información toponímica, es decir, dar un nombre a cada lugar representado (nombres de países, mares, provincias, estados, accidentes geográficos).

Esto ha llevado a la necesidad de seleccionar muy bien la información que llevará cada mapa, pues el tamaño del Braille permite poner escasa información directamente sobre el mapa, a diferencia de los mapas tradicionales.

La confección de un mapa táctil tiene diversas etapas y focos de preocupación para que resulte un producto que comunique claramente lo que desea informar, por ejemplo:
- ¿qué tamaño es el más adecuado?,
- ¿cuánto relieve?,
- ¿es necesario usar texturas para señalar la información o sólo basta poner claramente los límites entre las provincias como en un mapa político?,
- ¿cómo y dónde se escribirá la información en Braille?,
- ¿en qué orden?, ¿qué símbolos se usarán en el mapa para denotar los nombres de cada ciudad?,
- etc.

Un tema de reflexión, es elegir el tipo de criterio a utilizar al poner la información en Braille en la leyenda que acompaña al mapa, por ejemplo:
- ¿poner la información por orden alfabético?,
- ¿de norte a sur?,
- ¿de este a oeste?

La elección que se haga facilitará o dificultará el recorrido de reconocimiento del mapa para la persona ciega. Supongamos que se decide ordenar las provincias alfabéticamente lo más probable es que desde el punto de vista táctil nos quedaría muy desordenada la información pues se tendría una provincia del sur, luego una del norte, luego del sur, sin una conexión territorial que permita ir recorriendo secuencialmente el espacio, lo cual facilita el hacerse una representación mental del espacio geográfico que se está conociendo o reconociendo.

Toda la información contenida o representada en un mapa es abstracta, con símbolos que convencionalmente se han elegido para representar los diferentes aspectos geográficos. La cartografía nos permite concretizar esta información a través de dibujos que representan estas grandes porciones de tierra y agua que constituyen nuestro planeta, y su organización de continentes, países y ciudades. De esta manera podemos señalar, que los mapas visuales políticos nos informan a través de colores, puntos, líneas, formas y especialmente a través de la toponimia (nombres) por tanto no importa que país realice el mapa, este puede ser comprendido.

En un mapa táctil toda esa información debe ser traducida o transferida a relieve e información táctil, pero aun no existen normativas internacionales para representar por ejemplo: límites, alturas, densidad de población o climas.

Nuestro Centro de Cartografía Táctil está haciendo grandes esfuerzos en el estudio de la representación de estos aspectos, lo que permitiría en el futuro contar con una simbología común al menos para América Latina.

Otro interesante aspecto a reflexionar dice relación con la necesidad de que las personas con discapacidad visual tengan cierta experiencia en la manipulación y reconocimiento de representaciones en relieve, dado que es muy diferente ser un excelente lector de Braille (lo que implica destreza táctil en el reconocimiento de letras y seguimiento de líneas), pero otra cosa es lograr una imagen mental de un lugar o espacio por medio de una representación táctil, considerando además que lo que está representado está a escala (proporcionalmente mucho más pequeña que la realidad).

Los mapas como ya sabemos representan espacios reales, que tienen un nombre y una ubicación concreta, pero también llevan consigo una serie de conceptos que deben ser trabajados paralelamente como por ejemplo: escala, límites, capital, cordillera, costa, región, provincia, país, continente, planeta, etc.

Desde el punto de vista pedagógico cuando iniciamos el trabajo con mapas con el niño ciego, es muy probable que para él sea un “misterio” el que todo un país o una ciudad quepan en una lámina, por tanto, es oportuno hacer notar que los primeros mapas enseñados a los niños debieran representar espacios muy conocidos por ellos, su sala de clases, su cuarto, su casa, de esta manera podrían dimensionar el espacio físico real que es capaz de representar un mapa táctil y cómo con símbolos y texturas podemos representan las mesas de la sala de clases, los elementos que conformar su cuarto y que puede recorrer este espacio dibujado reconociendo cada elemento.

En este ámbito la cartografía tiene un vasto campo de trabajo, puesto que es un invaluable medio de acercar conceptos espaciales ambientales a las personas ciegas, los que le permitirán hacerse una idea mental de su entorno cercano, por ejemplo su barrio o del entorno más amplio como su país, el continente o el mundo.

La cartografía permite también reforzar y precisar conceptos:
- conceptos espaciales: de posición y relación: frente, espalda, arriba, abajo, izquierda, derecha, paralelo, perpendicular, norte, sur este, oeste, etc.

- Concepto de forma: redondo, círculo, rectángulo, etc.
- Concepto de medida: centímetro, metro o relativos como grande, pequeño, cercano, lejano
- Conceptos ambientales como: calle, acera, plaza, parque, rotonda, dirección del tránsito, climas, vegetación, etc.
- Conceptos topográficos: ríos, montañas, etc.
- Conceptos relacionados con la textura: cemento, piedra, liso, etc.

Es apasionante toda la gama de información que se puede entregar a través de la cartografía táctil y el Braille a las personas ciegas, necesitamos seguir avanzando en esta materia de modo de entregar cada vez mejores productos. La mediación del profesor también es muy relevante en las etapas de introducción al mapa, la comprensión de conceptos y la exploración del mapa. Así como enseñamos a leer y escribir Braille, también debemos enseñar a leer e interpretar mapas táctiles.



* El Centro de Cartografía Táctil, de la Universidad Tecnológica Metropolitana de Chile, dirigido por la Sra. Alejandra Coll, Cartógrafa, ha conformado un equipo de investigación permanente, de carácter internacional e interdisciplinario, que cuenta con colaboradores de Argentina y Brasil, liderados por Chile.

Desde hace tres años dedica sus esfuerzos de investigación al diseño y producción de mapas táctiles para todos los países de Latinoamérica a través de un Proyecto con la Organización de Estados Americanos (CIDI-OEA) “Diseño y producción de Cartografía para las Personas Ciegas de América Latina”

Los productos realizados y en proceso de evaluación por los países beneficiarios son los siguientes: mapas políticos, físicos, de clima, vegetación y población, de cada país y del mundo, y un Manual de Conceptos Geográficos con su respectiva cartografía.
2004.

Su dirección electrónica: ctactil@utem.cl

2 comentarios:

Raquel Barbieri dijo...

Me encanta que exista esto. Cuántas posibilidades van surgiendo cuando hay creatividad y amor por parte de un docente...

Lo disfruté.

Besos :)

Lic. Karina Morales dijo...

Hola querida Raquel! No sabés lo interesante que resulta este tema. Muchos mapas se hacen con distintas texturas, papel, lanas, etc.Lo importante son las referencias.
Un beso enorme y espero estés muy bien (vos y tu voz)jajaja.