martes, 10 de abril de 2007

Rayuela



Desde la infancia apenas se me cae algo al suelo tengo que levantarlo, sea lo que sea, porque si no lo hago va a ocurrir una desgracia, no a mí sino a alguien a quien amo y cuyo nombre empieza con la inicial del objeto caído. Lo peor es que nada puede contenerme cuando algo se me cae al suelo, ni tampoco vale que lo levante otro porque el maleficio obraría igual. He pasado muchas veces por loco a causa de esto y la verdad es que estoy loco cuando lo hago, cuando me precipito a juntar un lápiz o un trocito de papel que se me han ido de la mano, como la noche del terrón de azúcar en el restaurante de la rue Scribe...



Julio Cortázar. Rayuela


La rayuela, fue jugada por nuestros padres, nuestro abuelos y probablemente el origen de este juego callejero se remonte hasta aquel tiempo en que no existía la división política en los mapas.

Algunos dicen que su inventor fue un monje español y que para él el grafismo simbolizaba toda la vida del hombre hasta su muerte, y la asegurada entrada al cielo.

El juego a la rayuela, según creen folkloristas y arqueólogos, es el recuerdo de una antiquísima práctica adivinatoria.

Si miramos a los niños en el recreo del colegio, veremos que las variantes de este juego dependen de la edad, es decir de los niveles de maduración de los patrones perceptivosmotores.

Los alumnos más pequeños apenas pueden mantenerse en una pierna y saltan sin mucha variación por una línea recta, a veces intentan diagramar un espiral. En ambos casos el fin principal es el dibujo en sí mismo y no tanto llegar a la meta.

Los niños que cursan los primeros años en la escuela primaria juegan con un diseño más sofisticado. El contorno general es más rectangular, en la parte superior ya distinguen un lugar especial llamado "cielo" o "casa". El dibujo está dividido en ocho o en diez secciones.

Lo interesante aquí es que el sentido mismo del juego cambia, o sea, pasa de ser casi una actividad pictórica a encontrar un sistema de reglas.
Pichón Riviere hablaría es este caso, del proceso grupal, Piaget anclaría en la inteligencia circular del juego y Arminda Aberastury, en su libro " El niño y sus juegos" diría que las letras y los números se convierten en juguetes para los niños y es aquí donde entra la competencia y el fin de llegar o quizás aniquilar.

En niños con capacidades especiales la rayuela puede ser utilizada como un elemento valiosísimo para la motricidad, desde la confección en el piso y con distintos materiales (terapia sensoperceptiva), así como también para fomentar el esquema corporal, la lateralidad y la línea media. Un elemento como un tejo, una piedra, una pluma o un peluche nos ayuda a dar nociones de distancia y sustancia, tan difíciles de explicar por otros medios.
Y sin duda, el fin de llegar al cielo o a casa, es para cualquier individuo sinónimo de paz



Rayuela- Texto completo

CAPITULO 7 - INTERLECTO


4 comentarios:

Clauchi dijo...

Kari:
Excelente artículo! revivir la Rayuela de Cortázar... la idea de paz de llegar a casa o al cielo... Y bueno, ahora que la soga "no`sta" será cuestión de darle a la rayuela, no??
je, je.... Como simepre un placer leerte!!

Karina Morales dijo...

Gracias Clau! vos una de las personas que más entiende de libros y de juegos infantiles.
Besos.

Anónimo dijo...

Como me gustaria que en las escuelas todavia se jugara a la rayuela, como era una vez... ahora los chicos necesitan una " refrescada " de memoria ( porque estoy segura que en alguna cèlula la tienen ) de parte nuestra , de las maestras , para jugar juntos en el patio ..seria cuestion de empezar..

Anónimo dijo...

me gustaria que aparesca mas info de la rayuela